martes, junio 18, 2024

Dos años de tu partida al Reino Celestial

- Anuncio -

spot_img
 “Abogado” es un término que proviene del latín y deriva de la palabra “advocatus”, que significa “llamado en auxilio”. El abogado es una persona que ejerce en forma profesional la defensa jurídica en un juicio, o asiste a un ciudadano en forma jurídica.

Ayer se festejó el “Día del abogado”, pero en la familia Cortez Hee se siente la ausencia de “Pilico”, quien fue y será recordado como el “abogado de los pobres”, ya que dedicó su profesión a defender al más débil.

“… será recordado”. La acción de rememorar un pretérito pasado y hacerlo presente; la conjugación que significa traer a un hombre y a su historia, sacarlo un ratito de ese lugar donde se encuentra alojado (el corazón), y dedicarle devoción… Así lo hace la familia Cortez Hee desde un 21 de abril del año 2018, cuando uno de sus miembros fue asesinado.

En palabras de Nancy; su hermana (con un suspiro profundo de inmenso de dolor): “Me quitaron a mi hermano consejero, al tío presente de mis hijos… es tanto el dolor que siento… cada día le pido a Dios que renueve mis fuerzas para continuar”.

Así, el acto de conmemorar implica también describir, y “dedicación” es aquello que Pilico consagraba como estandarte para su desempeño laboral. Puntal para defender a quienes tenían escasos recursos, motivación para proseguir con una vida que signifique más que el lucro. Aspiración de llegar a la vejez pudiendo ayudar al otro más allá del rédito.

Revisitando cualquier enciclopedia, leyendo alguna teoría acerca del hombre y su proceder en la tierra, estos dicen que el ser humano cumple su ciclo de vida cuando: “nace, crece, se reproduce, y muere”… Ciclo lineal donde una persona puede llegar a la senectud, a la experiencia que dan los largos años… donde puede ver crecer a sus hijos y nietos. Sabemos que esto no sucede del todo, ya que hay casos donde son los padres a quienes les toca enterrar a sus hijos…

Su madre, Rosa Martínez, ahogada en llanto nos cuenta de los gemelos “Pilico” y “Chito”, quienes desde la infancia lucharon para sobrevivir a un nacimiento en forma prematura. Cuenta que  tuvieron que dejar Ing. Juárez por prescripción médica (ya que en esos años el pueblo carecía de un hospital acorde a los controles que requieren los bebes prematuros), y se erradicaron en Córdoba Capital. (Realiza un silencio, y con mucho dolor recuerda el trágico día en que personas cobardes quitaran la vida de su hijo). Dice ella: “Espero que la Justicia haga su deber y encuentre a los responsables, aunque de la que no se salvarán es de la justicia divina.”

Por otro lado, hablamos también con Chito, su hermano gemelo.

– ¿Cómo es tu vida después del asesinato de tu hermano?

– “JUSTICIA PARA TODOS LOS QUE ESTEN INVOLUCRADOS EN EL ASESINATO DE MI HERMANO”. La verdad que mi vida sufrió un cambio de 360 grados, mis días comienzan con visitar todos los días la lápida de mi hermano, charlar con él, estar muy temprano… y por la tarde lo mismo”, dijo.

– ¿Qué recuerdo tenes de él?

– “Todo… cumpleaños, aniversarios, los fines de semanas juntarnos en lo de mi mamá.

El SUCESO fue de la siguiente manera: estuvimos en la casa de mi mamá. Era de noche pasada las 22:30 hs; reafirmo, en la casa de mi mamá. Después de despedirnos, “Pilico” se dirige a su casa caminando por la vereda, no estaba muy lejos, a unos 60 metros doblando la esquina… Él se va primero y yo me quedo con mi madre…”

“…de pronto escuché estruendos de disparo y pensé que eran fuegos artificiales. Me despido, arranco la camioneta y cuando llegué a la esquina vi a los sicarios que se fugaban raudamente en una motocicleta. Alcancé a ver a Pilico en el suelo, me acerqué y estaba ensangrentado… me dijo los nombres de los que serían los autores y quien los había enviado. Quise agarrar la camioneta y seguirlos, pero entonces pensé, y mi decisión fue quedarme y llamar a la policía”.

“Dios sabe porque no los seguí, porque en mi mente humana los hubiese pasado por arriba, te juro que no voy a parar hasta que los responsables estén donde tienen que estar… no deberían estar en esta sociedad pacífica de hombres y mujeres de trabajo, deben estar presos.”

Así, y como recordar también implica un deseo, Oscar Hee (también hermano de Pilico), le dedica unas palabras:

“Un día tan especial que deberíamos estar sentados compartiendo el ´Día del abogado´… pero nos llenaron de tristeza y dolor al arrebatarte tu vida de forma cobarde. Sé que estás en algunas estrellas, solo puedo mirar al cielo y buscarte en el más allá del universo. Hoy no puedo decirte ´Feliz Dia del Abogado´; pero sí puedo pedirle a Dios que nos ilumine… que vele para que la Justicia no nos abandone. Te amo hermano. No vamos a descansar hasta encontrar a todos y cada uno de los responsables…”

Es a través del recuerdo que Pilico es inmortalizado. En esta nota, son los familiares los que toman la palabra. Sin embargo, estamos seguros de que el cariño trasciende al vínculo consanguíneo, que muchas personas con las que compartió pueden sentirse identificados, pueden recordarlo desde un buen lugar.

Y gracias por ello.

Como dijo alguna vez el reconocido escritor Julio Cortázar: “…Ojalá que cuando llegue el día, alguien me sostenga en su cariño, me perpetúe a través del afecto; será la prueba más honda de que no habré vivido en vano”.

Quienes conocimos a Pilico, sabemos que es así como querría ser recordado. Es ahora, desde un lindo lugar, que podemos decir que sí… su presencia se perpetúa con afecto. Pero también con anhelos de justicia… que ya llegarán.

]]>

- Anuncio -

spot_img
DDO | Sistema de Noticias
DDO | Sistema de Noticiashttps://eldiariodeloeste.com
Lee lo último en Noticias. Te informamos todo lo que sucede en el Oeste de Formosa y en el País. La Voz del Pueblo siempre presente.