martes, junio 18, 2024

El Gobierno de Formosa brindó un sentido homenaje a los Veteranos y Caídos en la Guerra de Malvinas

- Anuncio -

spot_img

Al cumplirse 42 años del conflicto del Atlántico Sur de 1982, el Gobierno de Formosa, encabezado por el mandatario provincial Gildo Insfrán, realizó un sentido homenaje y reconocimiento al Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas.

El acto conmemorativo se llevó a cabo en la plazoleta central de 25 de Mayo y Pantaleón Gómez, donde se erige el monumento del Arco Trunco en memoria de los caídos en Malvinas; y contó con la participación de autoridades del gobierno provincial, de distintas fuerzas provinciales y nacionales, veteranos con sus familiares, estudiantes y docentes y público en general.

Vale recordar que la conmemoración del 2 de Abril como el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas fue establecida por ley del Congreso Nacional en el año 2000, declarándose además como feriado nacional, fecha inamovible.

Homenaje

Acompañaron a Insfrán, durante la ceremonia, el presidente subrogante del Superior Tribunal de Justicia, Ariel Gustavo Coll; el presidente de la Honorable Legislatura Provincial, Armando Felipe Cabrera; el intendente capitalino, Jorge Jofré; el jefe de Gabinete de Ministros, Antonio Ferreira; el jefe del Regimiento de Monte 29, coronel Orlando Martín Fernández; y demás funcionarios del Poder Ejecutivo Provincial y el Poder Judicial, legisladores nacionales, provinciales y municipales; y otras autoridades de las fuerzas.

Luego de la entonación del Himno Nacional Argentino y el Himno Marcha a Formosa, el Gobernador realizó el depósito de ofrendas florales en nombre del Pueblo y Gobierno de la Provincia, acompañado por Cabrera, Coll y Jofré.

A continuación, hicieron lo propio en nombre de las fuerzas armadas de seguridad y policiales, el jefe del Regimiento de Infantería de Monte 29, coronel Orlando Martín Fernández; el jefe del Escuadrón XV de Gendarmería Nacional, comandante Principal Orlando Dutra; el jefe de Operaciones de la Prefectura Naval Formosa, prefecto Martín Muñoz; el jefe de la Unidad Operativa Formosa de la Policía Federal Argentina, principal Gustavo Miño; el jefe de la Policía de la Provincia, comisario General Walter René Arroyo; y el jefe de la Unidad Operacional de Seguridad Preventiva Formosa, comisionado Mayor Alberto Fabián Cristaldo.

De igual forma, lo hicieron los Veteranos de Guerra, Carlos Muela, Humerto Molina, Rafael Alcaraz y Vera de los Santos, en homenaje a sus compañeros; y las bandas de música, en testimonio de profundo respeto a quienes ofrendaron su vida en la Guerra de Malvinas, realizaron un toque de silencio.

Para concluir la ceremonia, se concretó el tradicional desfile cívico militar.

Una causa nacional y sudamericana

Uno de los oradores principales fue el ministro de Producción y Ambiente, Lucas Rodríguez, quien al tomar la palabra recordó que “han pasado más de cuatro décadas de aquel desembarco denominado Operación Rosario”.

“En aquel abril de 1982 y también para los días que corren, recuperar las Islas Malvinas en manos de la corona británica desde 1833, es decir, luego de casi dos siglos de usurpación, fue y es para nosotros y para nuestros soldados una causa nacional y una causa sudamericana”, señaló.

En ese sentido, el funcionario aseveró que la Causa Malvinas es, entonces, “una obligación para el ser argentino y para que el signo de nuestra nacionalidad no sea una mera declamación estética traducida en himnos, banderas y certificados de nacimiento, sino algo superior”.

“Concretamente que la nacionalidad sea una abierta defensa por los intereses de nuestra patria. El colonialismo inglés ha hecho del despojo, de la intriga y de la traición, la moneda corriente de sus intervenciones en materia de política exterior”, manifestó.

Y agregó: “El desconocimiento de los tratados y la posesión efectiva de Puerto Soledad desde 1774 y la continuidad jurídica de la República Argentina con respecto a todos los derechos y obligaciones heredados de España, como así también el desconocimiento de la ocupación pacífica y exclusiva del archipiélago por la Argentina desde 1820 hasta el 2 de enero de 1833, expresan la conducta y el constante engaño e hipocresía que caracteriza a la corona británica y a sus satélites de comunidad británica de naciones”.

De esta manera, Rodríguez sostuvo que, “frente a la prepotencia de aquellos pueblos que se consideran superiores a los demás, se alza en el devenir de la historia de la humanidad el pueblo argentino y este pueblo lo ha hecho con la humildad y la dignidad de saber ser hermano de los demás, pero también con la firmeza de hacerse respetar”.

A su vez, trajo a la memoria una serie de hechos históricos como las invasiones inglesas, el izamiento del pabellón nacional por el gaucho Rivero, la batalla de la Vuelta de Obligado, la independencia económica de posguerra “que concretara el General Perón”, la Operación Cóndor, la detención del buque Shackleton en febrero de 1976, ordenada por la presidenta Isabel Perón, como “antecedentes inmediatos a la gran gesta malvinera en la larga lucha del pueblo argentino frente a las agresiones anglosajonas a nuestra voluntad de ser Nación”.

El titular de la cartera productiva se refirió, también, a la “desmalvinización” que busca imponer en el inconsciente de los argentinos “la impotencia frente a esas agresiones coloniales, llamando a nuestros héroes chicos de la guerra y frente a los espurios acuerdos de Madrid firmados en 1990 que pretenden que sean aceptados como tratados de rendición y de derrota para anular así nuestra voluntad de lucha”.

“Es el propio pueblo argentino, este pueblo argentino, aquí en Formosa y a lo largo ancho de la patria, el que rinde homenaje y el que se enorgullece de aquella decisión soberana que tomaron y que tuvieron entre sus manos nuestros soldados”, sentenció.

Además, Rodríguez aseguró que, “pese al resultado adverso de lo que en el futuro recordaremos como una gran batalla, el despliegue de los combatientes argentinos ha sembrado admiración a lo largo y ancho del mundo por la destreza, el coraje y el valor mostrado en combate”.

“El paroxismo de la entrega se da con gobiernos liberales como este gobierno actual. La adhesión de los vende patria a la libre autodeterminación de los Kelpers, el Pacto Forador y Duncan del año 2016, concediéndole ventajas económicas a la potencia usurpadora y las expresiones del actual primer mandatario nacional que se jacta de admirar como líder a una criminal de guerra, la ex primer ministra británica Margaret Thatcher”, expresó.

Y ahondó: “La tibieza y el titubeo diplomático ante las decisiones unilaterales de expansión británica en el Atlántico Sur, demostrada recientemente con la visita del canciller británico David Cameron a las islas y la entrega de nuestro destino, nuestros recursos naturales y el fruto del trabajo de los argentinos a la especulación financiera del globalismo anglosajón y la consecuente condena a la pobreza a miles de argentinos, son muestras de que la antinomia irreductible entre patria y colonia, liberación o dependencia, sigue vigente en la historia nacional”.

De este modo, el ministro consideró que la recuperación de la soberanía nacional sobre dos tercios del territorio bioceánico y bicontinental, “solamente se hará efectiva mediante la concreción de un verdadero proyecto nacional y la integración latinoamericana”.

Y destacó la “incansable política y acción política del gobernador Insfrán, bregando por la unidad de los argentinos y el reciente llamado a que cada uno de nosotros aportemos a la actualización del modelo argentino” que “siembra la conciencia nacional necesaria para que reclamemos lo propio”.

“Seamos dignos del patriotismo que nuestros soldados han plantado como bandera en el Atlántico Sur. Queridos héroes, veteranos y caídos en la guerra por la recuperación de Malvinas, nuestro mayor respeto y orgullo hacia ustedes. Pueblo de Formosa y pueblo argentino, desde aquí, desde el cortado norte de la patria, decimos, las Malvinas son argentinas. Malvinas, volveremos”, finalizó.

El intento por desmalvinizar

A su turno, el excombatiente Carlos Muelas, brindó un discurso para recordar y homenajear merecidamente a sus pares y “especialmente a los héroes que siguen haciendo guardia en las Islas y en el fondo del Mar Argentino”.

“Ya son 42 años de finalizado el conflicto, sin embargo, nunca dejamos de ser soldados. Si bien los combates en los montes de nuestras islas finalizaron el 14 de junio de 1982, la batalla más dura todavía sigue vigente. Es la lucha por recuperar ese territorio usurpado y plantar bandera en nuestro suelo, porque las Malvinas fueron, son y serán argentinas”, expuso.

Y rememoró que, al poco tiempo de volver de las Islas, “la misma dictadura que nos envió a la guerra intentó condenarnos al olvido” y que, luego, “el primer gobierno democrático buscó desmalvinizar al pueblo argentino y esconder a los veteranos debajo de la alfombra como si fuéramos basura”.

“Nos juzgaron como los locos de Malvinas. Nos quisieron exponer como la cara de la derrota, sin reflexionar que, con tan solo 18 años, sin recursos ni preparación, nos enviaron a enfrentar a uno de los ejércitos más poderosos del mundo”, denunció.

Y añadió: “Lejos de temer, enfrentamos al enemigo con coraje, valentía y un profundo amor por nuestra patria. Por eso, a pesar de los intentos que aquellos gobiernos por borrar de la memoria colectiva el conflicto que más allá de buscar recuperar un territorio, se trató de un intento desesperado de una dictadura por intentar mantenerse en el poder”.

También, resaltó que “el pueblo argentino jamás nos olvidó y siempre nos demostró y sigue demostrando su acompañamiento y reconocimiento por nuestro compromiso por la patria y la recuperación de las Malvinas”.

“El pueblo es consciente de que la democracia vuelve a partir de nuestra guerra, porque nosotros fuimos a la guerra y enfrentamos al enemigo en un hecho que nos sigue dejando secuelas que nos acompañarán el resto de nuestras vidas”, argumentó.

En este punto, Muelas rescató que, “hubo gobiernos nacionales y populares que cambiaron la respuesta del Estado Argentino para con nosotros” y detalló que “fue durante el gobierno peronista que por primera vez se encendió la antorcha que nos convoca a defender a la patria y nos reconocía como la insignia viviente de la causa de Malvinas”.

“Por primera vez el Estado Nacional nos reconocía y nos brindaba una obra social. Y fue durante otro gobierno nacional y popular, el de Néstor Kirchner, que se valorizó la causa de Malvinas como una cuestión de Estado y a la vez que mejoraba los ingresos de los veteranos y las familias de los seres caídos”, precisó.

Y profundizó: “Aquí debemos reconocer también a nuestra provincia, porque es la primera y única que establece a la causa de Malvinas como una causa irrenunciable dentro de su constitución”.

Aunque, el excombatiente, lamentó que en el presente “otra vez tenemos que soportar un gobierno nacional que intenta desmalvinizar al argentino” y puso de ejemplo cuando “dejan de hacer los reclamos de soberanía ante los organismos correspondientes y ofrecen a nuestras islas como prendas de cambio para vacunas o deudas”.

“Lo vemos cuando se saludan amistosamente la visita del canciller del país usurpador a las Islas Malvinas; lo vemos cuando el Presidente expone públicamente su admiración por Margaret Thatcher, que es para nosotros la peor criminal de guerra, por ser quien dio dos veces la orden de hundir al crucero general Belgrano asesinando a 323 compatriotas”, puso de relieve.

Y siguió: “También lo vemos al Senador por la minoría de nuestra provincia invitar a la embajadora inglesa a Formosa, no para discutir la soberanía de las Islas, que es lo que debemos hacer, sino para mostrarle la reserva de agua dulce más importante que tenemos. Esa reserva que por disposición política de nuestro señor gobernador Gildo Insfrán es declarada de dominio público”.

Al finalizar, Muelas dijo convencido que “sé que otra vez fracasarán en su intento de desmalvinización, porque se encontrarán de este lado con nosotros, los veteranos de guerra que seguiremos firmes en nuestra batalla”.

“Sabemos que de nuestro lado contamos con un pueblo formoseño y argentino, un pueblo que comparte el mismo sentimiento y por eso lucha con nosotros para lograr recuperar nuestra soberanía sobre las islas Malvinas. Porque las Malvinas, repito, fueron, son y serán Argentina. ¡Viva la patria!”, concluyó.

Vigilia

El sentido homenaje comenzó en la noche del lunes 1º con una vigilia en el mismo lugar, donde acompañaron autoridades del Gobierno provincial, del Regimiento de Monte 29, veteranos y comunidad formoseña en general.

Sobre esto, el coronel Orlando Martín Fernández, jefe del Regimiento de Infantería de Monte 29 “Coronel Ignacio José Warnes”, señaló que esta fecha “tiene un sentimiento patriótico para el pueblo y sobre todo para el Ejército, que fue protagonista en esa guerra”.

Asimismo, enfatizó en que “hay que valorar a nuestros veteranos que cuentan su historia para que todos sepamos lo que se vivió allá en la Isla hace 42 años”.

Fernández subrayó que “es obligación tenerlos presentes durante todo el año, y no solamente un 2 de abril, porque es importante mantener viva la memoria”, instando al pueblo argentino a “no olvidarse de sus veteranos y sus caídos, ya que lo peor que nos puede pasar es olvidar a aquellos que ofrendaron su vida por la Patria”.

Al concluir, comentó que, en lo que respecta a la formación de los más jóvenes, desde el Ejército siempre se dan charlas, clases y siempre nos basamos en la experiencia de los veteranos que todavía tenemos en filas.

A su vez, Miguel Ángel Guerreño, veterano de guerra, manifestó que “todos los 1º y 2 de abril siempre reivindicamos a nuestros héroes que quedaron en Malvinas”, añadiendo que él fue herido en combate.

“Fueron 649, y yo iba a ser el 650, si no fuera por mi camarada”, expresó y expuso que “a veces, luego de tanto dolor, cuesta recordar y contar lo que pasó”.

- Anuncio -

spot_img
DDO | Sistema de Noticias
DDO | Sistema de Noticiashttps://eldiariodeloeste.com
Lee lo último en Noticias. Te informamos todo lo que sucede en el Oeste de Formosa y en el País. La Voz del Pueblo siempre presente.